La revista electrónica de Los Cabos
       La revista electrónica de Los Cabos

El Triángulo del Sol está en Guerrero

Por: Sandra Ricco



Un destino democrático, y simétrico! al ofrecer la posibilidad de visitarlo siempre, dándose a todos los presupuestos y clases.

Porque Taxco, Acapulco e Ixtapa Zihuatanejo viven en el océano Pacífico, ofrecen un destino familiar lleno de sol, curvas, clavados y pozole de colores.

Una ruta que vale recorrer para conocer el lugar donde se ama la vida, a pesar de todo, es en las montañas de Guerrero, donde existe la miseria, allá donde paradójicamente se encuentra un tesoro enclavado en ellas, un tesoro saqueado, y donde mágicamente como los grandes lugares de la tierra, Dios está presente, se renuevan y ganan lo perdido con una alegría viva y auténtica, como su gente, con corazón de plata, de sonrisa franca y carácter explosivo, como dicen: de mecha corta, que les da el empuje para el esfuerzo diario del trabajo honesto.

Pueblo democrático como lo es Guerrero, que no así su gobierno (pero eso es otra historia), pueblo que respira y sobrevive por sí mismo, que engendra arte, a todos los matices y niveles, como el de ir a mochila, su gastronomía y su artesanía, que se asoman en los talleres de plata y artesanos locales con esos platos y jarrones con dibujos de frutas y chiles coloridos y alegres, como su alma.

Y dar la plata más sofisticada que es exportada a todo el mundo, como sus nativos diseñadores.

Taxco, está hecho a mano y en plata, hogar de poetas y artistas como Juan Ruiz de Alarcón, o el pintor Miguel Cabrera, donde están los callejones difíciles y románticos, serpenteantes, empedrados, que hablan de leyendas, delicioso el aire que se respira, aire limpio, y lo mejor, que regala el placer de sentirse parte de su pueblo, precioso y ancestral, lugar de monumentos históricos con plazuelas y calles empedradas, y de mitos como el martirio de Santa Prisca, o la casa de las lágrimas.